Una llave simple para distribuidora de challas Unveiled

94 ron demoler parte del edificio arguyendo que no había dejado los metros de vereda suficientes. Enfurecido e impaciente, Massoud atacaba con vehemencia al alcalde democratacristiano Alberto González y a todos los regidores que no estuvieran con él. El diario El Labrador de esa época fue el medio que almacenó exquisitas batallas verbales entre entreambos bandos, las que subirían de tono cuando el patrón consiguió la licencia tan deseada. Fue el 19 de abril de 1967 cuando se le entregó el permiso provisorio al Palace, a condición de que cumpliera con ciertos requisitos básicos. Sin bloqueo, poco a posteriori Massoud pero tenía cédula para el flamante cinematógrafo. Cómo pudo suceder esto? De acuerdo al edil Alberto González, lo que ocurrió fue una avivada del empresario, que pagó la cédula a un funcionario municipal antaño de tener la aprobación del Servicio Eléctrico, del Servicio Nacional de Vitalidad, Carabineros, de la Dirección de Obras Municipales y de otros servicios que debían alcanzar el trillado bueno para su funcionamiento. Indignado, detuvo momentáneamente su funcionamiento. Frente al no cumplimiento del propietario del Cine Palace de los requisitos pero indicados, el suscrito anuló la patente que a un funcionario se le canceló, no obstante lo perentorio del acuerdo de la sesión extraordinaria de vencimiento 19 de abril de 1967, que exigía trámites que resguardan el interés de la colectividad ( ) El derecho del propietario Cuadro y es condicional hasta la día, no obstante que personas no constaten el cumplimiento de los utensilios constitutivos de la condición ( ) El funcionario que procedió a efectuar el giro de la certificado, sin constatar los requisitos que habilitaban el nacimiento del derecho obró al ganancia de la ley y su conducta en ningún caso, a mi parecer, le otorga el derecho al propietario del séptimo arte para funcionar, por cuanto las condiciones que se exigen para el funcionamiento de un teatro que en la especie no se han cumplido, se establecen con el único y exclusivo objeto de velar por el público asistente a una sala de la categoría objeto de la puntualización 219.

148 Oscar Núñez fue un activo miembro de las primeras iniciativas teatrales en Melipilla. Líder y coordinador de varias fiestas de la primavera, fue comandante del Cuerpo de Bomberos de Melipilla y padre del Premio Doméstico de Arte, mención Teatro, Ramón Núñez.

El cacharro cómico es una dormitorio teatral corta, de tema ligero o frívolo, salpicada de situaciones cómicas, que en ocasiones se presentaba a posteriori de una obra de mayor duración. Al respecto: op. cit. Piña, pp Op. cit. Piña, p. 79. nio, sino que incluso sirvieron como nichos ideales para bailes y festividades en un clima de desborde festivo no siempre ceñido a los criterios morales defendidos por las autoridades, las cuales en más de una ocasión clausuraron estas salas de espectáculos 72. Estas fiestas de cambio de siglo donde ciertos límites moralmente establecidos se traspasaban, tienen en el registro melipillano episodios constantes que hablan de un festejo periférico donde se mezclaban las mujeres, la guitarra, el vino y la juerga. Evidentemente, ese tipo de divertimento, esparcimiento y uso del tiempo atrevido no Bancal el que anhelaban los entes rectores de la ciudad. El boletín La Constitución narraba Campeóní las consecuencias del año nuevo de La zandanga de la Indeterminación buena tuvo su repetición en la Confusión del año nuevo. Las mismas fondas i chinganas, el mismo desorden, los mismos escándalos, aunque en más puntada escalera...bajo el pretexto de que en la Plaza de Armas no Bancal propio establecer ventas se permitió el establecimiento de fondas en unidad de los arrabales. Las borracheras que tuvieron emplazamiento en ellas revistieron tal magnitud que el carretón en que se recojen los borrachos para conducirlos a la policía no daba abasto 73. La creciente vida cultural melipillana de principios de siglo Y Melipilla cuándo? Esta simple pregunta inquietaba a las autoridades locales y a la élite conocedora de la pompa Santo- 72 Correa, Sofía et al., Historia del siglo XX chileno: Cálculo paradojal, Santiago de Ají, Editorial Sudamericana, 2008, p La Constitución, 3 de enero de

Con tal alcance y sin teatro en Melipilla, Massoud no demoró mucho en mirar con cordialidad el negocio del espectáculo, aunque para esto le faltaba un empujón. Fui yo quien le metió la idea en la comienzo que tomara el Teatro Serrano, le decía que lo tomara para que hiciéramos eventos, rememora Roberto Sagredo. Massoud anotó la sugerencia e inició su camino en el mundo del espectáculo, aunque no en el Teatro Serrano, aún cerrado por reparaciones. Lo haría en un cloruro sódicoón de la Escuela Parroquial, ubicada en el costado oriente de la Plaza de Armas, en pleno eje de la vida urbana melipillana. Se trataba de una sala pequeña, pero confortable y sus películas son dignas de aplauso. Un ejemplo particular que denota renovación 203, en opinión del semanario El Eco. Equitativamente, desde esas crónicas, apuntaron directamente al municipio por el abandono del Serrano, cuyas obras de remodelación eran lentas y precarias. No sólo se criticaba que le destinaran 15 millones de pesos para los trabajos, cuando lo ideal eran 28, sino que denunciaban el percance de un trabajador que en 1962 cayó desde 15 metros, debiendo ser trasladado en estado llano a un centro asistencial en Santiago. Ese es el saldo en torno a del cinematógrafo o teatro municipal en ruinas, denunciaba el boletín que sucedió al difunto La Estado. Que haremos los 40 mil habitantes de la comuna para ver películas? 204, se preguntaba. 202 El Labrador, 24 de septiembre de El Eco, 31 de diciembre de El Influencia, 31 de diciembre de

6 Como se puede apreciar, los fenómenos del tipo 1 están relacionados principalmente a la altura (m.s.n.m.), como heladas, granizadas, sequíTriunfador, nevadas, etc., y son desastres naturales que afectan permanentemente a la población que habita en estas zonas del país. Por otro flanco, los fenómenos del tipo 2 están asociados con las lluvias intensas, como deslizamientos de tierras, huaicos, y derrumbe de cerros, entre otros. Cálculo de los índices de vulnerabilidad Para cada singular de los grupos de fenómenos analizados, se ha calculado un índice de vulnerabilidad, para lo cual se ha utilizado para ello el análisis factorial. Ver anexo. De este modo, se han obtenido dos índices de los desastres naturales, tipo 1 y tipo 2. Ver mapas en el anexo. En los siguientes cuadros, se puede observar el nivel de correlación que existe entre los fenómenos naturales seleccionados y su respectivo índice de vulnerabilidad. Cuadro Nº 4 CORRELACIÓN ENTRE LOS FENÓMENOS NATURALES CON EL ÍNDICE DE VULNERABILIDAD A LOS DESASTRES TIPO 1 Fenómenos naturales Índice de vulnerab. Tipo 1 Helada Granizada Cota m.s.n.m Sequía Nevazón Viento fuerte Tormentas eléctricas Fuente: Registro Nacional de Municipalidades-RENAMU, 2009 Cuadro Nº 5 CORRELACION ENTRE LOS FENOMENOS NATURALES CON EL INDICE DE VULNERABILIDAD A LOS DESASTRES TIPO 2 Índice de vulnerab.

Te invitamos a que te registres para descubrir todo lo que tenemos preparado en nuestra web para tí. Podrás enterarte de todos los descuentos, ser el primero en conocer los nuevos productos y podrás realizar tus pedidos de forma muy rápida y cómoda. Te estamos esperando.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

Por ser mestiza, la Waca Waca tiene desde émulos de toreros, pasando por matarifes, hasta saltarines kusillos, poco Triunfadorí como bufones andinos, que portan en la mano una especie de báculo emplumado. Estos personales hacen de figuras. Otra particularidad son las innumerables polleras que las lecheras y carniceras visten, la mantilla de alpaca que cubre hasta la inicio y el jubón aflecado y bordado. La danza se caracteriza en su primera parte por satirizar al torero castellano, que es vencido por el toro, luego las mujeres altiplánicas o comúnmente llamadas lecheras, quienes ataviadas de más de 16 polleras y cogiendo un recipiente y una uncuña, distraen a los toros simulando torearlos, venciéndolos y dominando sus movimientos durante toda la danza. Los toros son bailarines que tienen afirmados en su cintura, un pellejo disecado y hormado a la guisa de un toro, al que toman de la colchoneta para desarrollar movimientos ágiles y saltados, simulando embestir a las lecheras y a otros personajes que participan en la danza. En la coreografía pueden desarrollarse mudanzas entre los toros, las lecheras entre ellas o en coordinación con los toros, los Kusillos o los camaleros negros. Al final se da un kacharpary donde bailan al ritmo del huayño que incita al desenfreno Caudillo.

Para profundizar en su Hazañas revísese: Bloch, Avital H., Joan Báez: A Singer and Activist en Bloch, A. & Umansky, L. (eds.), Impossible to hold. Women and Culture in the 1960s, New York, New York University Press, especialmente al de la calle Ortúzar, cuyo cinema es una especie de sala entregada al simpatía osado, por el poco control que existe al respecto 226. Por cierto, dicha carta no tendría ningún eco en los términos que el señor reclamaba. El país y el mundo estaban transitando otra etapa. Como Archibaldo Larenas, hijo putativo de Melipilla que posaba su figura frente a el lente del director heleno Costa Gavras, al participar en su filme Estado de Sitio con la acto crucial de Yves Montand. La comunicación enorgullecía a la ciudad que veía a este profesor de su escuela industrial en un sitial inusitado para unidad de los suyos. La cinta, que paradójicamente retrataba el clima post-asalto de estado en Uruguay, no se estrenó en un Melipilla que, para ese tiempo, había recuperado su biblioteca, tenía una semana de la Civilización, veía crecer su trabajo folklórico, acudía a los espectáculos cotidianos de sus dos teatros, y olía la pólvora de los díTriunfador que vendrían. 1973, folklore y fiesta Yo grabé a principios del año 1973 para el sello Tricolor Musical, que grababa en la RCA. Bancal un disco de 45, de dos canciones gitanas que se mandarían a la RCA a masterizar. Me dijeron el día 30 de septiembre vamos a hacer el emanación. Y bueno, llegó el 11 de aquel año y se perdió todo. Yo dije no importa que se pierda esta vídeo, porque se tomaron en el estudio de la RCA y el máster que se hizo quedó ahí. No le di mucho interés, son dos canciones, luego grabamos de nuevo, pero no. Me empezó a ir correctamente, me dediqué de lleno y vivía de la música. 226 El Labrador, 6 de Abril de

Gastón Guzmán, unidad de los integrantes originales del conjunto Quelentaro, recuerda que: Cuando nosotros participamos sacamos el primer emplazamiento, porque presentamos algo nuevo que fue un invento mío y rompimos con todo. Lo que nosotros hicimos fueron canciones con relato hablado y eso no existía en Pimiento y nos llevó a tocar en todo Ají. Cuando tocábamos se llenaba, nuestra presentación en ese concurso marcó a fuego a Melipilla y después la música en el país. Desde su óptica, el folklore que se interpretaba en esa época Bancal: De un jerigonza tradicional criollista donde las cosas eran más antiguas que nosotros, por eso pusimos una temática contemporáneo y social en el canto. Hasta entonces se cantaba Chicha de Curacaví, Arbolitos Perfumados, cosas que no coincidían con la sinceridad que vivíamos. Nosotros pusimos la realidad y eso produjo algarabía. Hacíamos caricatura del Servicio de Seguro Artesano, de la comercialización de la asesinato que hacía la Iglesia Católica. Así, los abriles sesenta en el Serrano eran una instancia para la diversidad de voces y la consolidación de la crítica social. En 1964 Melipilla Cuadro escenario principal de espectáculos contundentes, testimonio de la voz de Arturo Millán, quien para el 3 de junio de ese año, día de su actuación, aunque había obtenido el primer lado en el reputado festival de Benidorm, España, y era anunciado cercano a Los Hermanos Campos, Candil Eliana y Carlos Helo, entre otros. Tres meses más tarde el impacto sería 207 El Labrador, 17 de enero de

58 de ellos se musicalizaba el centro de Melipilla, aprovechando de entretener a la Parentela, acoger pedidos musicales, atinar informativo desde las siete de la mañana y, por cierto, ocuparlo como herramienta propagandística. La propaganda iba y venía, Ganadorí como los actos públicos. Con una vida política consolidada, la ciudad vio aparecer protagonistas nazis, como el mismo Juan de la Presa 159, candidato a diputado del movimiento nacionalsocialista para las elecciones parlamentarias de marzo de También se publicaron notas periodísticas sobre la inocencia que debía hacerse en la comunidad de comunistas y masones, y se invitaba a marchas católicas donde se pedía a las familias creyentes salir a marchar en la noche con antorchas, quedando en evidencia quien no profesaba el credo. Se acercaban las elecciones presidenciales de 1938 y el crecimiento de sectores de izquierda amenazaba el tinglado conservador con la presencia de Pedro Aguirre Cerda, representante del Frente Popular (FRAP). Éste y los Rossistas, partidarios de Gustavo Ross, ministro de Hacienda de Arturo Alessandri, tenían presencia activa en Melipilla. Era el condimento de una ciudad activa donde el Serrano vivía por fin una vida normal, con una cartelera semanal que sólo descansaba los martes, acogiendo las veladas bufas de cada Fiesta de la Primavera con sus disfraces, sketches y alegría. Los beneficios para la costado de música de la Escuela Parroquial incluso eran habituales, Vencedorí como el recurrente avisaje de la cartelera en las radios de la Plaza de Armas, en el frontis del Serrano y en El Labrador. 159 Hijo de Manuel de la Presa y Manuela García, quien todavía fue el fundador de la primera asociación melipillana de Football en Melipilla bullía en la víspera de los comicios. El verano de 1938, Anita Lizana, la tenista chilena más ínclito todos los tiempos, visitó la comuna y pero se hablaba de la necesaria construcción de un estadio deportivo en la cancha de El Llano.

18 Se recomienda para los artefactos sanitarios lo siguiente: Cada individuo de los artefactos fue sellado en el encuentro con las cerámicas, se recomienda cambiar estos sellos una oportunidad al año para mejorar el color y deterioro producido por el uso. La pureza de los artefactos es recomendable hacerla con un paño suave y jaboncillo. No utilizar solventes y virutillas, medios que dañarán la superficie de éstos. Al costado de la tina se encuentra una celosía, la cual permite inspeccionar el desagüe. Se recomienda observar el estado del desagüe a los menos cada 6 meses. La tina tiene incorporado un sifón horizontal cuyo escurrimiento de las aguas puede ser último al caudal entregado por la challa de ducha, por lo tanto es posible que tenga una acumulación pequeña de agua en la tina mientras se baña, lo que es frecuente Se debe asegurar de dejar siempre pincha aqui destapado el desagüe de los artefactos luego de usar, de modo de evitar riesgos de derrame de aguas por acumulación en el artefacto. En los W.C., sólo debe utilizar papel taza, y en cantidades razonables por cada descarga.

96 Leones, el grupo Arturo Prat, la rama de arte y Civilización de Soinca, el conjunto folklórico Pomaire, mientras se mantenían las sempiternas organizaciones como el Cuerpo de Bomberos. Tenían en ese entonces las celebraciones un lugar donde realizarse, como el salón municipal, y el espacio sabido vibraba con los carnavales y fiestas de la primavera, los chalilones y la Novena del Inmaduro Alá. Estas últimas atraían a cientos de personas a representaciones teatrales que se hacían de pasajes bíblicos. Para muchos niños de la ciudad fue su primera experiencia como espectadores de poco cercano a un acto teatral. Jorge Martínez, alumno de la Escuela Parroquial con 10 primaveras para 1968, era uno de ellos. Ibamos siempre a la Plaza de Armas a lo que mi mama llamaba los chalilones, que Bancal esta cosa de challas, cuchuflíes y darse vueltas en la plaza. En algún momento los chalilones se acompañaban por la Novena del Impulsivo Jehová, previo a la Navidad. Son los primeros expresiones artísticos que tengo de haber visto una representación, a partir de caricaturas, imágenes, estructuras de monos que se ubicaban frente a la catedral flagrante. Se montaba un decorado precario, que para nosotros Cuadro maravilloso, con frase y todo, y se contaba una historia que tenía un componente bíblico, iba todo Melipilla, la Parentela se reía y se celebraba todos los primaveras. Nacían todavía encuentros como el Carnaval de la Alegría y el Festival In 70, organizados por la JUM, todos en el Cinematógrafo Palace. Por qué en el Palace? Porque con un Circunscrito donde cabían personas y con la valor de un empresario que pretendía hacer prevalecer su negocio, era un sitio privilegiado para beneficios, festivales y encuentros que se presentaran en Melipilla.

158 El Labrador, 20 de abril de El cabildo melipillano, conciente de no poder administrarlo como merecía, entregó la concesión del recinto a diversos empresarios del rubro. Es Campeóní como en primera instancia mantuvo la Oficina Carlos Guillón, luego por un año la empresa de Rigoberto Ortega, y luego Víctor Francione. Las dos primeras fracasaron luego de un inicio emprendedor, dejando la de Guillón en tal desvaimiento a los trabajadores, que estos tuvieron que recurrir a funciones de caridad para fertilizar sus sueldos, algo que se transformaría en tradición, llevándose a cabo estos beneficios dos veces al año. La presentación de Francione a Melipilla, en febrero de 1937, fue realizada con maestría. Ofreció una fiesta para las autoridades y personalidades de la comuna, con quienes recorrió el circuito para mostrar el remozamiento del teatro y les hizo ver algunas cintas para escuchar especialmente la potencia y calidad del nuevo sistema sonoro. Sorprendidos, no dejaron de charlar de ello en el aperitivo que luego disfrutaron en el foyer. La aprobación social con el recién llegado se daba en un Melipilla cada oportunidad más vivo en la arena política e ideológica, donde la pugna entre católicos y laicos usaba diversas herramientas para imponerse. El Serrano fue dominio para ello, con reuniones de la Acto Católica, donde figuraba el presidente de los jóvenes católicos de Melipilla, Demetrio Espléndido, avivadas por charlas anticomunistas y antimasónicas publicitadas por el informe El Labrador y el cura párroco Leopoldo Manzor, quien llegaba desde Buenos Aires a instalarse la Radiodifusión Melipilla para apuntar a los enemigos del catolicismo. Esta emisora, próximo con la radio Telefunken, no eran las empresas y estaciones que se conocerían después, sino que aparatos electrónicos de gran potencia instalados en la plaza. A través

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *