La mejor parte de challas santiago

8 acercaba a lo potencialmente europeo para conquistar una diferenciación de lo criollo-popular. Un aspecto constante fue que los teatros siempre se caracterizaron por ser espacios de exhibición, tanto en aquellas presentaciones para la inscripción sociedad como en recintos más modestos, donde la fascinación por lo espectacular llevaba aparejada una oportunidad de otear a los demás, de mostrarse y de encontrarse. Esto marcaba indeleblemente a los espectáculos con una connotación imperdible en el calendario y en la vida de las ciudades. Ahí están las viejas costumbres propias de la plaza pública, donde los asistentes al Teatro Municipal de Santiago acudían a las funciones bajo un fiel comportamiento establecido para ser vistos y admirados 9. El manifestación podía conservarse a ser más importante que la obra misma que se presentaba. La función del teatro como espacio primordial de apreciación artística se instala en Ají al llegar el siglo XX. Para esa data, pero existían teatros de gran capacidad, con aforos de más de mil personas en Valparaíso, Santiago, Concepción, Copiapó y Talca. Y la capital del país llegaba especialmente preparada para el cambio de siglo, con unos cuarenta salones de espectáculos, baratos y cultos, habilitados en Santiago, una ciudad, por ese entonces, con cerca de habitantes 10. A la oportunidad que se construyen teatros en los centros urbanos, estos se convierten en un requisito de civilidad y progreso, propio de las grandes ciudades modernas de Oeste. Es Vencedorí como las plazas de armas de diversas ciudades de Ají contemplan entre sus edificios principales, próximo con el teatro, el edificio notorio y 9 Op. cit. Piña, pp Op. cit. González & Rolle, p el templo católico, un almacén, individualidad o tal momento más restaurantes y posadas, y en algunos casos un mercado 11. La actividad de apreciación artística era incluso hegemonizada por los teatros 12. Al no ocurrir radio ni tele, la mayoría de las expresiones musicales, teatrales y de la danza se daban en este espacio. Es más, en el teatro nace el embrión de lo que se puede Explicar como industria cultural, poco que sucede en la medida que exista un sabido masivo que se convierta en consumidor, más que productor 13.

Carpenter, Frank, South America. Social, Industrial and Political. A twenty-five-thousand-mile journey in search of information, Akron, Ohio, The Saalfield Publishing Company, New York and Chicago, 1901, p consolidó como el mayor decorado primoroso del país y principal espacio del espectáculo social 68. Fueron estos teatros, igualmente desde un inicio, el emplazamiento donde se reunían las aristocracias locales. Sobre este momento, Núñez menciona: caballeros y señoritos, damas y matriarcas se vestían a la moda para las óperas italianas. La sociedad dirigente definitivamente disfrutaba mucho del hecho inédito de escucharse entre sí y de mandarse a sí misma, constituyendo un poder autónomo y flamante que percibió a la cultura popular y étnica como un atraso que se debía invisibilizar 69. Las familias Edwards y Matte poseían sus aposentaduríTriunfador, los jovencitos adoraban a las cantantes líricas, las niñFigura querían tomar clases de canto y los nombres de Verdi y Puccini eran asimilables a los que durante el siglo XX lograron grandes estrellas del cinematógrafo, el tango, el bolero, la tele, el rock y el pop. Este permanente flujo operático tuvo una robusto influencia en la vida social, al Explicar una forma y un emplazamiento para ser conocido; en lo exquisito, como espacio de ampliación profesional para el actor; y en lo cultural, al Precisar un espacio como centro para las artes, para la ingreso cultura y para estar a la importancia de un país europeo, cuna nuclear del canon y cénit de la civilización. En esta acogida de una cultura única y unívoca, Santiago no fue solamente el Municipal y Ají tampoco exclusivamente Santiago. A lo prolongado del país se fueron levantando teatros de distintas dimensiones, de acuerdo a la magnitud de las ciudades y al saquillo fiscal. En torno a fines de 1871 en la hacienda existía el Teatro Doméstico, el Teatro de Variedades y el Alcázar Bucólico, con capacidad para personas en pleno centro cívico. Sus barrios 68 Al respecto: op. cit. Piña, pp Op. cit. Núñez, p

Rociador de ducha Sensea Hexaedro redondo en destruido cromado con chorro finalidad copia. Cuenta con picos de base de silicona y el...

Y a nosotros nos gustaba cualquiera, si la cuestión era ir a la matiné. Había mexicanas con personajes como el Zorro o El Tigre. Era entretenido, sobretodo cuando estábamos un poco más grandes y éramos más desordenados y teníamos roce con los compañeros. Cuando Cuadro una película de actividad, de indios, generalmente los indios la estaban ganando toda y a los uniformados pero no les quedaban balas, y al último un compadre decía qué vamos a hacer, otro decía rindámonos, que no, y no faltaba el que metía un palo en el rifle y salía una bandera que decía Bang!, tonteras así. A posteriori sonaba la trompeta con los refuerzos de la caballería y comenzábamos a chocar la Exposición con los zapatos. El Teatro Serrano se movía y sonaba muy musculoso, imagínate cien compadres golpeando porque venía la caballería. Y a veces salvaban la película y los indios se iban. Los cabros cloruro sódicoían de la película diciendo qué bueno, se salvaron los compadres. La Parentela se metía en las películas, participaba. La desinhibición y el flujo de las emociones ocurría en el Serrano al amparo de una oscuridad igualadora, que respondía a los estímulos de una pantalla donde se sucedían simpatíaíos, corridas, balaceras, besos, matanzas y persecuciones en las que el sabido se involucraba como un tercer actor, un partenaire que seguía tanto las variaciones del filme u obra de turno, como las propias que se daban entre la concurrencia. Decenas de héroes e ídolos infantiles nacieron allí. Y en la calle y la casa todo servía para imitar a los cocodrilos de Tarzán, las pistolas de los blue jeans y las plumas de los indios que siempre perdían en los westerns del séptimo arte

No apoye objetos en los muros. Con el paso del tiempo, el papel mural se decolora perdiendo la tonalidad innovador, principalmente detrás de cuadros y muebles es donde más se nota la diferencia. Estos enseres no los cubre la seguro. En caso de algún imprevisto que cubra la aval, y la Empresa Constructora deba cambiar el papel mural; el propietario se compromete a aceptar la mejor alternativa (en caso de encontrarse descontinuado el producto) sin incurrir en el cambio completo del perímetro o en su defecto; aceptar el cambio de tonalidad propio del paso del tiempo. El pegamento utilizado para pegar el papel sobre las paredes se diluye en agua, por lo que es probable que en zonas donde exista un exceso de humedad en el papel aparezcan globos. Esto es de manejable alternativa, ya que solo se le debe inyectar pegamento con jeringa global. Junto a DESTACAR QUE EL USO DE LAS JERINGAS, DEBE SER EJECUTADO POR UN ADULTO, TENIENDO CLARO QUE ES UN Punto CORTOPUNZANTE, PELIGROSO, INCLUSIVE PARA ELLOS. La Empresa Constructora se hace responsable de las observaciones hechas en el papel mural al momento de la entrega de cada departamento. A posteriori de este proceso, es responsabilidad del propietario el correcto mantenimiento de este y no se acogerán a respaldo las manchas, parches o piquetes informados posteriores a la entrega de la propiedad. El fabricante de papel mural garantiza el producto durante 1 año por defectos en su fabricación.

Este producto cuenta con respaldo propia del fabricante. A posteriori de usar conviene secarlas con un paño seco, para evitar que se acumulen restos de gel y sales propias del agua potable. Para sustentar el cromado o acabado de superficie, hay que evitar que entre en contacto con sustancias abrasivas o que contengan cloro, aspecto que comúnmente es usado para extirpar baños y cocinas y que deteriora la superficie de guisa irrecuperable. Hay que evitar forzar las llaves de agua no obstante sea de baños, cocinas y loggias y cuidar el flexible de las duchas teléfono el que puede enredarse y cortarse, con este simple cuidado evitará que se generen filtraciones en la unión de la grifería con las cañeríVencedor. El propietario u ocupantes deben revisar las llaves de paso, a lo menos cada dos meses, con el fin de confirmar y comprobar que éstas efectivamente cortan el paso del agua y evitar el agripamiento o endurecimiento del mecanismo, para avalar su correcto falleba en caso de emergencia. Le recomendamos efectuarlo desde la interruptor de paso del registrador en el pasillo y en cada una de las llaves de paso de su área, comprobando una a la oportunidad. Las griferías cuentan en su salida con un aireador, que posee un filtro muy fino, que suele taparse con desechos que trae el agua. Estos aireadores se deben eliminar periódicamente (cada 4 meses) desenroscándolos de las bocas de salida de agua y colocándolos al chorro de agua directo para que tiro y desprenda las impurezas retenidas. Estos medios retenidos en los aireadores pueden hacer que las llaves goteen, ya que las empaquetaduras se desgatan más rápidamente al entrar en contacto con materias extrañTriunfador. Las challas de duchas todavía deben ser limpiadas por lo menos 2 veces al año, aunque que los residuos de agua se acumulan obstruyendo el paso de agua y produciendo bajas de presión que impiden que ésta salga en forma pareja.

36 posibilidad de pedir un préstamo o cederlo en una larga concesión a los constructores. La segunda alternativa no gustó a los ingenieros, por lo que se encargó otra comisión municipal para ver la factibilidad de un préstamo u otra opción. La idea no prosperó, aunque el préstamo llegaría unos primaveras más tarde, pero bajo otras circunstancias. El día a día era cansado en el bucólico Melipilla. Tras el cerrojo del Teatro Melipilla no había séptimo arte y los niños se divertían jugando a las chapitas, entretención que seguía siendo mal examen por los medios de la época, que la calificaba como un juego de vagos, motejo que le caía a toda persona desocupada que osara deambular por el centro de la ciudad. Las cuotas de color las daban el Mercado de Melipilla, instalado en calle Serrano Nº y la Feria Osado, que se inauguró el 29 de diciembre de 1918 en plena Plaza de Armas 105. Los adultos podían ir a la Plaza de Armas a escuchar a la lado de música que tocaba en doble horario de tarde y Incertidumbre, trasladándose ocasionalmente a la temporada de trenes, más viva que la misma plaza. Asimismo asistían a los circos que seguían llegando al pueblo, como el Wallace o el Fénix de Joaquín Maluenda, que traía payasos, caballos, perros y combates de box. Otra entretención para los adultos eran las canchas de bolas, ubicadas en Huilco, Pomaire, Vargas y Pardo, y, por supuesto, asimismo estaban los tradicionales prostíbulos. La colonia hispana, por su parte, se recluía en el Casino Gachupin presidido por Rafael de la Presa 106. En él sólo se acepta- 104 La Nación, 16 de Junio de La Estado, 29 de diciembre de No confundir con su hijo, también de nombre Rafael de la Presa, quien sería diputado entre los años 1953 y 1957 por el Partido Agrario Socialista (PAL) y haría interesantes aportes para una genealogía de la presencia españonda en Ají.

En Melipilla, con la experiencia de El Triunfo de Venus, la norma no causó indiferencia. El Labrador publicó una extensa nota sobre su visión de esta regulación, reflexionando que de los espectáculos cinematográficos los hay dañosos para la niñez y para la lozanía; y tanto el que enseña a robar como el que incita a la infidelidad, el que despierta ambiciones de riqueza o fasto vendiendo el pudor, son rechazables, sobretodo en países nuevos, sin carga honesto Efectivo e inclinado a imitar y calcar el oropel mundano de otros países 128. En sus últimos estertores, la administración del Colón cumplió con la comunidad, alojando una nueva jornada a beneficio del club Baquedano, donde aunque con propiedad se presentó un sainete con un reparto netamente melipillano. Incluía a Mercedes Norris, Lucía Morales, Vicente Elgueta y José Luis Norris. Luego, el 17 de septiembre de 1925, en uno de los habituales beneficios para salvar a la Lado Municipal de su acabamiento, la comisión que la dirigía preparó el montaje de dos comedias, en dos y un acto, incluyendo en la realización y reparto de ambas a Raquel Núñez, Mercedes Norris, Elena Núñez, José Luis Norris, Luis Lecaros, José Casanueva, Laura Morales, Adrián Díaz, Vicente Gutiérrez, Silvio Valdés y Oscar Núñez. Este grupo, en cuyo seno la familia Núñez se convertía en un fuerte embrión 125 La Nación, 26 de abril de Así se le denominaba, y aún se le luz, a la batalla disruptiva, inquieta, revoltosa, juguetona, en ocasiones de vagancia u ocio de niños y jóvenes, a quienes se les denomina pelusones. 127 Véase Artículo 6 del Decreto Calidad N 558 de 1925, que fue derogado el 1 de diciembre de Adecuado en: (Revisado en: diciembre de 2011) 128 El Labrador, 4 de octubre de

mucha separación entre una clase y otra. En ese tiempo todavía estaban los españoles, eran la gente superior, las familias superiores y siempre estaban separados de los demás. Entonces individualidad se encontraba con que estaba sin libertad social, económica, de trabajo, era suficiente problemático el asunto para la Familia muchacha que estaba creciendo y desarrollándose, pero esas cosas fueron cambiando poco a poco. Herederos de un proceso de acumulación en torno al interés en las artes, la cultura y las humanidades; jóvenes llenos de espíritu emprendedor y con profundo apego a su tierra, el Conjunto de voluntades comandadas por Marín Calquín se inició con cinco academias: cerámica, literatura, teatro, artes plásticas y danza. Bancal un esfuerzo nunca ayer manido al interior de la comunidad e inauguraba derechamente el trabajo de una procreación que, habiendo recibido aprendizajes y conocimientos en instituciones de educación superior o técnica, intentaba volcar el conocimiento en su tierra. En este período el teatro como disciplina jugaba gran valencia. La academia de teatro, como llamaban al Asociación dedicado a las artes escénicas, tuvo por primera comisión el Entrenamiento de las pequeñGanador piezas Unto, de Eugene O neill y La Fablilla del Secreto Bien Guardado, de Alejandro Casona. Mas no se debe creer que el Teatro Serrano fue su centro de operaciones. El lado de los ensayos estuvo primero en la Escuela Parroquial. Pero el éxito del Ateneo fue inmediato y ya para 1953 sumaban 66 socios y habían cambiado su sede, haciendo del cloruro sódicoón de actos de la Escuela Superior de Hombres N 1 su emplazamiento de Adiestramiento y presentación, especialmente teatral El director de la escuela, Hernán Brevis, fue quien facilitó el espacio, permitiéndoles usar el cloruro sódicoón todos los díVencedor de la semana, y en forma gratuita, posteriormente de las

12 de la pintura o del papel en la zona donde se ha colocado un cuadro; la acumulación del polvo en suspensión sobre superficies acertado a la convección del aire; el cambio de color de los cielos de baños y cocinas por la actividad de la humedad; las marcas de las patas de los muebles sobre el piso de madera. El que esto ocurra es un proceso natural y en ningún caso puede atribuirse a defectos de los materiales y por lo tanto no son cubiertos por la garantía. 1.3 PRECAUCIONES AL REALIZAR EL AMOBLADO DEL DEPARTAMENTO Es importante tener en consideración las materialidades de los distintos medios del unidad cuando se realice la mudanza, amoblado, colocación de lámparas cuadros y/o espejos en los muros. Para la fijación de cualquier objeto en paredes, losas y pisos es necesario consultar previamente los proyectos de instalaciones para evitar perforar accidentalmente una cañería de agua, desagües, calefacción o energía eléctrica. Asimismo es importante evitar colgar objetos demasiados pesados en las paredes interiores de tabiquería (ver Capítulo 1.7). Ante cualquier duda se debe consultar con un doble click aqui la materialidad de cada punto y los planos. Los pavimentos están diseñados para el tránsito y uso ordinario de personas de forma que cualquier actividad como: remolcar un mueble u objeto pesado; la caída de un artefacto pesado o punzante; los golpes contra los muros, no obstante sea al apoyar un objeto o por un artefacto de aseo; el contacto de un dato corrosivo, pueden causar un daño de consideración, y no está cubierto por respaldo alguna, pero que no corresponde ejecutar estas acciones. Para realizar el montaje de las lámparas se han dejado 5 cm cerca de del punto eléctrico y 2,5 cm de profundidad, especialmente libre de ductos eléctricos, agua y calefacción para dicho objetivo, si requiere realizar el montaje de otro dato debe consultar previamente a un especialista y los planos y Especificaciones Técnicas del tesina.

En definitiva, los setentas fueron una década caracterizada por el folklore, con marcada presencia en el Recinto Alberto González y asimismo en el Palace. Y por supuesto que en el Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona incluso sonaba con mucha fuerza. En el año 1974 la iniciativa volvió a convocar a incipientes artistas, cantantes amateurs, o sencillamente a quien se atreviera en el decorado. Se presentaron participantes de todos los sectores de la ciudad, llegando cantantes de Talagante, El Monte, Santiago, San Antonio, Quilpué, asimismo de liceos y colegios de la zona. Eran verdaderos representantes de sus localidades y llevaban con orgullo el nombre de su pueblo, arrabal, villa o escuela, compitiendo en las categoríVencedor joven, internacional, mexicano y neo-folklore. Incluso los cantores a lo humano y lo divino tuvieron su aparición en la edición de 1976 de este festival. Habitualmente alejados de los escenarios de Melipilla, el payador Domingo Pontigo encabezó una delegación que reunía a cultores de Alhué, San Pedro, Loica, Quelentaro y Melipilla. En esa ocasión los cantores se presentaron frente a personas en una competencia de payas. Lleno total para una marcha que comenzaba a las 10:30 horas y se mantenía hasta las 13 horas de los domingos. En pleno auge de los festivales, Melipilla contaba con el suyo y hasta se prendían antorchas, a la costumbre de Viña del Mar, claro que a diferencia de la Villa Vergara, el Palace no tenía una ventilación adecuada para tales fuegos. Siquiera detentaba un buen doctrina de sonido. Solamente una nota depreciación ha tenido este concurso y es su amplificación, que muchas veces no se es

6 En el caso que se necesite comprar materiales para la mantención de su área, se recomienda coger productos de la misma marca y calidad de los existentes. Incluimos en este manual, los proveedores que proporcionaron los principales materiales y equipos para esta obra, a los que se les podrá consultar en forma directa por la funcionalidad de cada material o punto. También hacemos presente que eventualmente pueden producirse fallas o defectos que por su persistencia e importancia, será recomendable consultar al profesional respectivo que participó en el proyecto o en la construcción de la obra. Para ello consulte al instalador correspondiente indicado en el Listado de profesionales, proyectistas e instaladores, al final de esta manual. Es de suma importancia que el agraciado tenga presente, que cada singular de los materiales y equipos que han sido incorporados al plan Tempo Urbano, tendrán desgaste o estropicio frecuente que por el uso, el tiempo y agentes externos, son difícilmente controlables (humedad ambiental, contaminación, rayos infrarrojos y/o ultravioletas, desgates propios del roce), si no se toman algunas medidas preventivas para contrarrestar su fin.

24 tiaguina y porteña, sobretodo a los que habían viajado o venían de Europa, Familia que ansiaba replicar en la escala Específico las beldades del primer mundo y su estética afrancesada. En las conciencias de la incorporación sociedad melipillana aún resonaban las palabras que el Intendente último Vicuña Mackenna escribiera, tras una de sus visitas, cuando señaló que Melipilla Bancal un poblado de un aspecto del todo muerto, entre otros comentarios lapidarios: Existen algunos edificios públicos, como ser la iglesia parroquial, la gobernación, la casa en que funciona la oficina de correos i las escribaníGanador; una plaza i un cementerio.- Ninguno de los edificios pero mencionados, ni aún los de particulares tienen algo de particular ni en cuanto a su belleza, ni a su forma.- Todas las casas son de un aspecto triste i todas ellas de un solo pavimento 74. Ahora admisiblemente, Vicuña Mackenna había escrito eso antaño de la presentación del tren. Tras su arribo y luego en plena etapa de recuperación post-terremoto, de la mano del Jefe Ramón Valdivieso, la ciudad no estaba completamente dormida. En algunas casas existían pianos, en ocasiones arribaba una profesora de Santiago o un afinador y se publicaban poemas en los periódicos, llenando páginas inclusive con versos donde las visiones idílicas y amorosas predominaban. Se recitaban poesíVencedor en los actos estudiantiles y pequeñTriunfador comedias se presentaban en la Escuela Superior de NiñTriunfador de Melipilla, a cargo de la profesora Rosario Zamorano. El corregidor Manuel J. Benítez citaba a meetings en su hogar, lo mismo hacía luego el jefe del Cárcel de Melipilla y más tarde los secundaba algún comerciante, en una ronda de encuentros en distintos hogares, siempre puertas adentro y con invitados seleccionados.

71 porque cualquier infortunio gatillaba el zapateo de los asistentes a Sala, haciendo menos adecuado la experiencia, que para 1948 se transformaría en pesadilla: el teatro sería embargado. Sin la fachada remodelada y habiendo pasado aunque quince abriles de su construcción, el Teatro Serrano fue en 1948 la moneda de cambio para un conflicto en el que no tenía falta que ver. Ocurrió que las tarifas por la energía eléctrica en Melipilla generaban el señuelo de toda la comunidad, tanto del municipio como de los vecinos. El diputado radical Raúl Bráñez propuso expropiar a la empresa solicitando un préstamo, pero esta idea fue desestimada por las autoridades locales comandadas por el corregidor Roberto Bravo y el recientemente creado Comité Pro Disminución de Tarifas, quienes se reunieron con el presidente de la República, Gabriel González Videla, para proponer sus problemas y comentarle que nadie en Melipilla abonaría las cuentas de la fuego si la empresa no aligeraba sus cobros. González Videla los recibió y dio todo su apoyo. Ordenó derogar los decretos de las alzas y creó una comisión para estudiar el pliego de tarifas de la Empresa Eléctrica de Melipilla y El Monte. Sin bloqueo, a la comunidad no le gustó la composición de dicha comisión y el domingo 23 de mayo de 1948 se concentró en el Teatro Serrano para manifestar su más firme rechazo. Estaban indignados y lo estarían más con los díCampeón, cuando la empresa bajó el switch y simplemente cortó la candil. Y la situación no mejoraría. El empresario escribió una carta en El Mercurio donde explicaba que las tarifas, consideradas excesivas por los habitantes y autoridades de Melipilla, fueron aprobadas por el Supremo Gobierno 187 y que no le quedaba 187 El Mercurio, 28 de mayo de otra salida que demandar al municipio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *